La berenjena es una hortaliza con mucho valor, tanto nutricional, como gastronómico. En el plano de la nutrición nos aporta agua y fibra, así como potasio, magnesio, calcio y hierro, junto con vitaminas C, A y niacina (fuente: alimentación.es). En cuanto al plano gastronómico, hay numerosas recetas que la llevan entre sus ingredientes e, incluso, en las que es protagonista.

Imagen 0

Imagen: Con Extra de Queso

Una de las formas más populares de comer esta hortaliza es rellena, especialmente de carne picada, ya sea de ternera, de cerdo o de pollo. Para llevar a cabo el relleno, hay que partir en dos mitades la berenjena. Después, se hacen unos cortes en la pulpa para hornear esas mitades y conseguir así que la “carne” de la berenjena se cocine bien y se extraiga con facilidad. El siguiente paso consiste en mezclar esa pulpa con la carne picada cocinada y aderezada con otros ingredientes si se desea, y se ligan todos con nata o con bechamel para poder rellenar las mitades de berenjenas al horno. El último paso será gratinarlas unos minutos.

Puedes ver la receta detallada de berenjenas rellenas con carne picada en este vídeo:

Otro rellenos para las berenjenas serían verduras y queso de oveja, como las del blogCon2sabor; atún, como las del blog ¡Aquí y Ahora!; o incluso salmón ahumado y gambas, como las del blog La Cocina de Vifrán.

Pero no sólo rellena puede ser la berenjena protagonista de una receta. En el siguiente vídeo se muestra cómo hacer una sencillísima y ligera receta de berenjenas asadas, perfecta para usar como entrante o guarnición. Lo primero que se aconseja hacer es que, tras cortar la berenjena en rodajas, se intente quitar el amargor.  Una de las formas que existen para ello es espolvorear sal por encima y, después, dejar esas rodajas en un colador unos minutos para que “suden”, (aquí un vídeo explicativo). Otra manera de suavizar su sabor consiste en poner la berenjena cortada en agua con sal y agregar un chorreón de leche. Se deja reposar y luego se escurre el líquido (aquí, el video explicativo).

Una vez preparadas las berenjenas, se hornean; y después, solo queda aliñarlas con sal, ajo, albahaca y aceite de oliva. Podemos crear las capas de berenjenas que deseemos y dejamos que reposen, para que cojan el sabor de estos ingredientes.

La última receta con berenjena que os recomendamos y de la que también compartimos un vídeo. Son unas milanesas, es decir, una versión vegetal de un filete empanado. Laberenjena, como en la receta anterior, se corta en rodajas y se realiza el proceso mencionado en la anterior receta para suavizar su sabor. Una vez hecho esto, las rodajas se pasan porharina (no te pierdas el truco del vídeo para hacerlo de forma fácil y limpia), luego por huevobatido aderezado con sal, pimienta molida, cebolla y ajo en polvo, y perejil; y, por último, por pan rallado para pasar después a freírlas en aceite bien caliente . Luego, ya sólo queda disfrutarlas acompañadas de la salsa que más te guste.

 

LEAVE A REPLY