Dominós Pizza entregará pedidos a través de un Ford Fusión autónomo (sin conductor)

La cadena realizará una prueba con un vehículo sin conductor con lo que espera mejorar la experiencia de los clientes que realizan sus pedidos online.

​Los clientes de la cadena de pizzería Dominós se encontrarán con una sorpresa: sus pedidos serán repartidos a domicilio por un Ford Fusión autónomo. La pizzería no es la primera vez que utiliza autos para distribuir sus productos, ya que en 1960 fue pionera en el delivery, en ese entonces, a bordo de un Volkswagen Escarabajo. Pero en la era de Internet, Dominós fortaleció la venta online de pizzas, por lo que la alianza con Ford para realizarlo a través de un vehículo sin conductor podría mejorar la experiencia del usuario.

De hecho, la cadena incorpora un sistema de seguimiento que permite a los clientes seguir el estado de su pedido como, por ejemplo, cuando la pizza se está amasando, metiendo en el horno y cuando está lista para la entrega. Incluso, hay locales de la cadena que tienen seguimiento por GPS para que sus clientes puedan ver exactamente dónde está el conductor con su pedido. Haciendo uso de estas pruebas tecnológicas y de la experiencia del reparto a domicilio que revolucionó el mercado hace más de medio siglo, la cadena contará ahora con la ayuda de los vehículos autónomos de Ford.

Esta semana, una tienda de la cadena comenzará a despachar un Ford Fusión que –equipado con cámaras y sensores, entre otras mejoras– entregará las pizzas a los consumidores dentro de su área de cobertura.Los clientes del programa de prueba recibirán tres mensajes de texto: uno cuando se prepare el pedido, otro cuando el vehículo salga de la tienda y un tercero cuando llegue a su ubicación.

Domino’s trabajó con Roush Engineering para agregar uno de sus compartimientos térmicos Heatwave al Ford Fusion, además de una interfaz para tabletas en el exterior que dé a los clientes acceso a su pedido.

Poco después de que el fundador de Domino’s, Tom Monaghan, comenzara a entregar pizzas en su Volkswagen Beetle, la compañía prometió hacer llegar la orden en 30 minutos y, si ese tiempo se superaba, entonces el pedido era gratis.No obstante, esa garantía fue eliminada hace años a raíz de una serie de accidentes que involucraron a los conductores que intentaban concretar la entrega antes de ese límite. En las próximas seis semanas, la cadena les preguntará a los clientes preseleccionados que compren en la tienda de la ciudad de Ann Arbor (Michigan) si están de acuerdo en recibir su pedido a través del vehículo autónomo.

Fuente: iprofesional.com

LEAVE A REPLY